A la hora de enumerar las mesas del banquete quizás haya quien se moleste por estar en la 8 y no en la 2. Así que, ¿Por qué no asignar nombres? Usar nombres de planetas, personajes de cómic o canciones de los Rolling para las mesas puede resultar simpático.

Continuar leyendo

No comáis, durmáis ni respiréis sólo por vuestra boda. Si en los seis meses previos no existe otra cosa que velos, lazos, accesorios y centros de mesa, estaréis avocados a un gran anticlímax en el futuro. Esforzaos de verdad para reservar al menos un día a la semana como “Día sin boda” en el que salgáis a divertiros como hacíais antes de prometeros.

Continuar leyendo