La primavera y el verano son las fechas más solicitadas para casarse. Pero no por ello debéis descartar la idea de una celebración invernal. Cuando fuera hace frío, una ceremonia a la luz de las velas y el aroma del consomé es tan evocador como las fresas y el cava sobre el césped en verano.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario