¡Chicos! Regalaos un fabuloso afeitado en una verdadera barbería completado con paños calientes y muchos cuidados. Esto evitará los cortes la misma mañana de la boda y os dejará unas mejillas listas para besar. No obstante, aplicaos también las mismas reglas que para ellas y haced una prueba algunas semanas antes para aseguraros de que vuestra piel no sufre ningún tipo de reacción.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario